lunes, 21 de septiembre de 2009

Verdaderos Inquisidores

La noticia lo puede coger a uno desprevenido: volvió la inquisición, y nuestros queridos paisas la están padeciendo. Nos cuentan que hay algunas personas que están pretendiendo coartar la libertad en nuestra querida Medellín.

El artículo que referencio, pretende decirnos que miembros de la Iglesia Católica están detrás de la presunta reversa del Alcalde de Medellín en cuanto a la Clínica de Género para las mujeres en esa bella ciudad. Por supuesto, la Revista Semana, asocia el liderazgo de dos Obispos para que la sociedad se concientice del peligro de permitir que las mujeres luchen contra su mas profunda vocación: la de dar y cuidar la vida, con épocas oscuras de la Iglesia de las cuales, el Papa pidió perdón suficientemente.

Claro, los dueños de Semana, serán algunos millones mas ricos justificando el imaginario popular de que la Iglesia es retrógada, persigue a la gente y goza con la infelicidad de los demás y por eso castiga. Será que alguna vez Semana le dió el mismo despliegue al perdón que pidió Juan Pablo II?

Insisto: eso no vende tantas revistas. Y si no hay circulación no se mueve el torniquete de las arcas de los dueños de la revista.

Pero no quiero desviarme mas de la mentira que dice la revista: afirman ellos que los paisas y los demás colombianos nos hemos dejado manipular por dos señores obispos. Pregunto yo:

Estas dos iniciativas, esta y esta , son producto de la manipulación de dos inquisidores? NO, mil veces NO. Es el resultado de miles de personas que no quieren que sus madres/esposas/hijas y todas las mujeres, conviertan sus vientres en ataúdes. Será que tantas personas nos dejamos manipular porque si? No será que nos estamos cansando de ver muerte por doquier cuando la vida es maravillosa?

Para vender tantas Revistas, hay que recurrir a manipular la verdad y yo creo que esos sí son verdaderos inquisidores pues pretenden que veamos a los bebes como enemigos.

Paisas: no bajen la guardia que la cultura de muerte no va a darse por vencida y de pronto encuentran la arruga en el espejo para que una vez, construyan la clínica de género para la mujer, terminen matando a los verdaderos inocentes por la puerta de atrás.

1 comentario:

Pedro Rozo dijo...

Que vergüenza de periodistas los que poblan hoy los principales diarios, revistas, emisoras y programas de TV. En años anteriores creo que los periodistas eran personas cultas, críticas y con responsabilidad social. Hoy raramente se da ésto.