jueves, 27 de septiembre de 2007

Realidades del Mundo Virtual

Internet es una maravilla que permite que uno llegue a lugares y personas que jamas imaginaría. Un regalo bonito del ciberespacio, ha sido conocer al Padre Cristian Moya, quien en su blog, nos comparte el diario transcurrir de un Sacerdote que no aspira a algo mas que a ser fiel a su misión de ser Pontífice entre sus feligreses y Jesucristo.

Sin embargo, también pasan cosas aburridas.

Estos caminos de vida empezaron con el deseo de compartir meditaciones breves, que ya no lo son tanto, respecto al aborto. Comencé dando a conocerlos, enviando correos a mis contactos; y así fue creciendo todo esto hasta llegar a la versión que hoy tenemos: este diario. A lo largo de ese camino, fui recopilando diversas direcciones electrónicas de personas que me han manifestado su deseo de recibir los mensajes en su buzón electrónico.

He recibido un correo de una persona que no conozco y que afirma que recibió un mensaje de un “Saulo Medina – psicólogo” hablándole en términos desobligantes de su esposo. Según las pesquisas que ella hizo, parece que es alguien que recibía mis correos electrónicos.

Como no tengo manera de saber si hay algo de verdad en toda esta aburrida historia, pero dicha persona me envió el mensaje que supuestamente le llegó y es posible que sigan abusando de mi nombre, les pido el favor de que si reciben alguna información que no esté en la orientación de los mensajes que ampliamente conocen, no la validen hasta que no me pregunten.

Sobra decir que rechazo totalmente la suplantación que parece que han hecho con mi buen nombre o con cualquier otra persona. Lamento haber gastado un post y algo del tiempo de todos leyendo estas aburridas líneas, pero por supuesto que era necesario.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Saulo!! soy Nana... es triste pero cierto, muchas personas suplantan el correo, lo interesante está en la suspicacia de quien los reciba para que no los tome como cierto, un abrazo y seguimos en contacto, no escribo comentarios pero si leo los post. Bye!!!

Anónimo dijo...

Hola Saulo soy Oscar, animo, quienes te conocemos tenemos claro el sentido de tus palabras y seguiremos pendientes de tus post. Saludos!!!

Anónimo dijo...

Es triste estas cosas que suceden y que nos confirman la perdida de valores, como la honestidad y veracidad.
De mi parte los siento de verdad por su buen nombre, pero igual la buena lucha se debe continuar que rezan por ahí que los bueno somo mas..
Dios le siga bendiciendo con sabiduría para que siga siendo instrumento del Buen Dios y fortaleciendo en todo lo negativo que pueda presentarse en este caminar.
Paz y Bien

Anónimo dijo...

Hola Dr. no le has caso a gente que nada tiene que ver con el buen Dios , recuerda que el maligno siempre ataca.Dios te bendiga y nos bendiga.
Jorge

Ximena Devis Morales dijo...

Saulo, todos los que utilizamos este medio no solo sabemos de que podemos ser víctimas sino que también sabemos que todo lo pueden decir en nuestro nombre.
Pero de todas formas no deja de ser aburrido, que Dios te cuiede y cuide tu nombre.
Recibe un saludo y mis oraciones.

Anónimo dijo...

Saulo sigue adelante.Los que leemos tus escritos sabemos que lo haces de corazón. Tú estás sirviendo a Dios con una conciencia limpia.

Anónimo dijo...

Hola Saulo, soy Beatriz. Eres un hombre maravilloso y eso se refleja en como estas tomando esta situacion. Animo, esta situacion no tiene porque afectarte ni afectar la continuidad de tus comentarios. Esto deja ver la envidia de las personas, pero tu eres un hombre lleno de Dios que esta muy por encima de todas estas malas intensiones.

Anónimo dijo...

He intentado enviar dos comentarios y darte las gracias por lo que haces por nosotros y nuetras familias, hemos estado compartiendo tus intervencione y nos ha edificado mucho; la oración es la fortaleza en los momentos dificiles; cuando existen seres humanos tan nobles que solo desean luchar por la verdad y por quien nos dá la fuerza para continuar en estos caminos de vida.

Anónimo dijo...

He intentado enviar dos comentarios y darte las gracias por lo que haces por nosotros y nuetras familias, hemos estado compartiendo tus intervencione y nos ha edificado mucho; la oración es la fortaleza en los momentos dificiles; cuando existen seres humanos tan nobles que solo desean luchar por la verdad y por quien nos dá la fuerza para continuar en estos caminos de vida. Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

Hola Saulo, soy María Fernanda. Mi voz para apoyarte y para reiterarte lo valiosa que ha sido tu "presencia virtual". Desafortunadamente es un riesgo al que estamos sometidos todos los que nos comunicamos por la red. Que mal rato, pero no es sino eso.
Un abrazo fuerte, que el Señor te bendiga.